Saltar al contenido

Problema de alquiler en España propietario e inquilino

Problemas que pueden existir con pisos entre propietario e inquilino
Problema de vivienda

La necesidad de vivienda es una necesidad vital y básica de toda persona y familia.

Por ello deberíamos de tender a ser más generosos y buenas personas en un clima de confianza en el que si se pone voluntad de ambas partes conciliar los intereses y necesidades de ambas partes, la que tiene una vivienda y quiere ponerla en alquiler y otra persona que quiere y necesita alquilarla.

Hay tan mala práctica por una parte y por otra que la relación de confianza está muy deteriorada y en muchos casos de inicio las partes ya van con el poso del prejuicio de la desconfianza.

Desconfianza al firmar un contrato de alquiler:

En la actualidad la desconfianza está perjudicando a propietarios e inquilino en sus relaciones contractuales y personales.

Al no existir un contexto de confianza y consideración entre las partes ambas tienden a dar prioridad a las cosas que para una considera importante y restar importancia que son importantes para la otra parte.

Problema del propietario:

Desde el punto de vista del propietario existe gran desconfianza y de reticencia a entregar su vivienda a un inquilino por desconfianza.

La desconfianza radica principalmente en tres pilares:

El riesgo de impago:

El temor tradicional a que se alquile el piso y no se pague la renta ni las cantidades a las que devenga obligado.

El temor viene fundado por el miedo generalizado que un reincidente pero minoritario número de arrendatarios que se dedican a alquilar y no pagar sistemáticamente alquileres.

Al ser insolvente la parte arrendataria las rentas no se pueden cobrar y supone que muchos propietarios pidan excesivas garantías para proteger sus intereses contractuales.

El riesgo de daños o mal cuidado del piso o local:

Desde el momento en el que se alquila un inmueble se pone a disposición del inquilino y por tanto no depende del propietario el adecuado cuidado del inmueble así como la no realización de daños ni destrozos.

Una vez más en este caso la desconfianza se produce por la mala práctica generalizada que en ocasiones existe de inquilinos desconsiderados que causan desperfectos y daños en el inmueble sin ningún miramiento.

Nuevamente estamos ante un porcentaje minoritario pero que reitera su comportamiento y hace que los propietarios tiendan a exigir para alquilar su inmueble una garantía desorbitada que consideran necesaria para garantizar y proteger su patrimonio.

La obligación legal de mantener el contrato 5 años:

Recientemente cambio la regulación para dotar de estabilidad al alquiler.

De esta manera se establecieron los 5 años de duración mínima a los que tiene derecho todo inquilino cuando firma un contrato de alquiler.

Anteriormente eran 5 años, lo cambiaron a 3 y ahora nuevamente se ha establecido en 5 años en los que el propietario no puede optar por resolver y terminar con el contrato de alquiler sin causa justificada.

Realmente todo propietario que alquila un inmueble debe de ser consciente de que se trata de un negocio jurídico en el que las dos partes se dan y entregan algo recírpocamente.

Está cada vez más consolidada la idea de que es necesario y no sólo conveniente asegurar el alquiler siendo una buena opción para todo aquel propietario que así lo considere preceptivo o conveniente.

Problema del inquilino:

Los problemas del inquilino a la hora de alquilar son la escasez de inmuebles en alquiler, las garantias que se pretenden exigir y las condiciones que se pretendern establever por parte del propietario.

Pero el principal problema del inquilino cuando se dispone a alquilar un inmueble, es el precio siendo el único en el que nos centraremos en este artículo.

Precio del alquiler:

Todo producto y servicio debe de tener un precio y es algo en lo que todos estamos de acuerdo.

El problema es que el precio este desproporcionado y que no este al alcance de todos.

Los precios actuales de los alquileres en algunas ciudades como Madrid o Barcelona se han tornado insostenibles.

En Madrid capital a día de hoy no es fácil encontrar un piso de 700 o de 800 euros de renta mensual.

En cambio los sueldos no han subido en la misma proporción y es lo que hace que el problema se complique aún más.

El precio de alquiler es muy caro pero los sueldos medios y bajos son bajos.

Si el precio de los alquileres fuera caro pero los sueldos fueran más altos no existiría tanto problema, pero la situación actual nos lleva a una situación insostenible.

Es cierto que en otras ciudades el precio de los alquileres está más bajo, pero ha existido una subida generalizada que en otros municipios el precio no sea comparativamente tan bajo.

Esto supone un gran problema en España que genera numeros impagos de renta y desahucios al no poder pagar el alquiler, no tener posibilidades de soluciones habitacionales públicas accesibles y evidentemente tener que vivir en algún sitio.

La situación es especialmente delicada en los casos de familias con niños o en riesgo de exclusión social.

Las controversias y problemas de los pisos de alquiler
Controversias en materia de alquiler

No se puede ni debe generalizar, no hay buenos ni malos sino un problema social en el que en vez de enfrentarnos y hacer aún más grandes esos problemas, debemos de buscar entendimiento y beneficio común.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.