Inquilino con contactos influyentes en el Juzgado:

Es muy común la indicación de frases de "yo tengo influencias", o "no sabes quien soy yo", "no sabes a quien conozco", de cara a la relación entre inquilino y propietario al igual que en otras sin fin de relaciones contractuales, lo que genera la incertidumbre por parte de la parte que recibe la información por considerar que tal vez la parte contraria cuenta con influencias suficientes como para lograr que un Juzgado le de la razón dirimiendo su controversia legal. Pues bien, en materia de desahucio express debemos de desmentir totalmente la veracidad de dichas afirmaciones, pues si bien es cierto de que frases similares son muy frecuentes, no supone que exista realmente dicho prejuicio legal, pues los Juzgados afortunadamente no funciona por influencias, sino por el contrario por la estricta aplicación de los criterios legales. La mayoría de los procedimientos de desahucio se tramitan por el incumplimiento de pago del inquilino, lo que supone que cualquier tipo de proceso de desahucio express y reclamación de renta se resulta en función de si el inquilino logra acreditar el pago de la renta, o en su caso la no procedencia del pago, lo cual no es algo subjetivo, sino objetivo que debe de acreditarse con prueba documental o cualquier otro tipo de prueba fehaciente.

Por ello, a pesar de que se suela realizar afirmaciones como "tengo una amistad", "familiar"... etc con influencia suficiente como para lograr la estimación de mis pretensiones, no es cierto, pues afortunadamente el sistema judicial en España goza con unas garantías legales que supone que no se puedan producir "mamoneos" por decirlo de un modo muy coloquial que suponga que una persona que no tenga la razón lo pueda ganar el juicio. Los juicios lo gana quien acredita la procedencia de sus peticiones judiciales sin que sea cierto que se pueda comprar la justicia. Es cierto de que pueda existir un minoritaria mala practica judicial, pero después e años de ejercicio, la experiencia de nuestro despacho de abogados es muy positiva, ya que la justicia le da la razón a quien la tiene, y a´si lo acredita judicialmente.

¿Cómo puedo saber si mi abogado ha presentado la demanda de desahucio express en el Juzgado?.

Lo mas sencillo para saber si el abogado con el que ha concertado el procedimiento de desahucio express ha presentado al demanda en el Juzgado es preguntárselo directamente, y sino existe buena relación, plantearse desistir de la contratación pues un procedimiento judicial requiere el contacto y buena relación cliente profesional, y como se suele decir, "lo que mal empieza mal acaba".

Si lo desea es muy sencillo poder recibir por email la copia sellada de presentación de su abogado, pues la podrá remitir por correo electrónico, pues es el medio por el que el procurador presenta la demanda y los escritos, y por el que el Juzgado remite la copia por correo electrónico.

Si a pesar de ello desea acudir en persona al Juzgado (el competente será el Juzgado competente por el lugar en el que se encuentre el inmueble, por ejemplo los Juzgados de Leganés si está ahí el inmueble, o los Juzgados de Alcobendas, si allí está situada la finca objeto de litis) podrá pedir la información en decanato, en el que con su carnet de identidad le podrán confirmar las presentaciones que existen en dicho partido judicial a su nombre.

¿PUEDE EL JUZGADO SEÑALAR EL DÍA DE LANZAMIENTO ANTES DEL DE JUICIO?.

 

Si, aunque no es lo más frecuente, cada Juzgado tiene un criterio propio, y perfectamente se puede señalar en primer lugar el lanzamiento y después la fecha de juicio, como por ejemplo, en Madrid realiza al día de la fecha el Juzgado de Primera Instancia número 33.

 

Es un criterio de aplicación contrario a la lógica, pero que supone la agilización del proceso, pues se señala antes la fecha de lanzamiento, teniendo en cuenta que en la mayoría de los procedimientos de desahucio express no se produce la oposición de la parte demandada, y por tanto no se celebra juicio, y de tal manera se procede al lanzamiento en la fecha fijada, rápida y sin necesidad de realizar juicio que evidentemente se suspende.

 

Lo normal sería que se celebrará el juicio lo primero, para que en función de su resultado, se procediera a desahuciar al inquilino, si gana el propietario el pleito, o no realizar lanzamiento si lo gana el inquilino, a pesar de lo cual, es tan grande el porcentaje de demandas de desahucio en las que no hay oposición de la parte demandada ni juicio, y el proceso supone un relentizamiento de la recuperación de la posesión del inmueble por parte del propietario, y de este modo, fijando el lanzamiento antes que el eventual juicio (aun que reiteramos, no se suele celebrar), se procede a la terminación del proceso en el menor plazo posible.