En los casos de desahucio express, la parte demandante, arrendadora (casera) debe de abonar la tasa de iniciación procesal que varía en función de la cuantía del proceso, entre 150 y 168 euros. Dicha cantidad debe de abonarse para que el proceso se admita a trámite, y para el caso de que sus pretensiones sean estimadas en Sentencia (gane el juicio), se condenará a la parte demanda (inquilino) no sólo al desahucio y pago de las cantidades adeudadas, además a las costas procesales (abogado y procurador), más la tasa judicial.

 

Por ello, y por explicarlo de un modo sencillo, la devolución de la tasa judicial abonada por la parte demandante le será reintegrada siempre y cuando lo estime la sentencia, y la parte demandada la abone voluntariamente, o en su defecto le pueda ser embargada, caso en el que el principal proble se da en lo