Miedo a alquilar mi piso por impago del inquilino.

Es normal tener temor a alquilar nuestra propiedad y que el inquilino no pague la renta y los suministros y gastos a los que se obligue, pero como todo en la vida, el panorama de un propietario que alquila su piso o local no es tan malo como lo pintan, pues alquilándolo de una manera diligente y responsable normalmente el alquiler cuenta con suficientes garantías como para ser positivo para ambas partes, tanto arrendadora como arrendataria.

Temor de alquilar mi piso por si mi inquilino no me paga el alquiler
Miedo a alquilar

Se oyen muchos casos de inquilinos que están alquilados pero sin pagar años, que destrozan los pisos... etc, y es como todo en la vida, "haberlos, haylos", pero no es tan malo el panorama como se pinta. La mayoría de las personas son buenas y no único que hay que hacer es requerir las suficientes garantías. Se deben de pedir nóminas o avales para comprobar la efectiva solvencia del inquilino. También existe la posibilidad de contratar seguros de garantía de pago. ¿Merece la pena concertar dichos seguros?. Desde nuestro punto de vista como todo en la vida, si afortunadamente no hay ninguna incidencia no será necesario, pero para el caso de que exista una incidencia de impago será muy útil su cobertura.

Siempre es positivo tener la tranquilidad de que el alquiler no conllevará impagos pero ello supondrá un coste añadido. Cada persona deberá de valorar su situación. En muchos casos las malas experiencias crean un prejuicio que no es real. Existe muy mala práctica y un sector de la sociedad que sistemáticamente se dedica a alquilar viviendas e impagarlas, yendo de un alquiler a otro de una manera tremendamente desconsiderada. No por existir este tipo de personas, que afortunadamente son una minoría se debe de tener el miedo a que nos ocurra a nosotros, pues la incidencia de impago es menor al 5% de los alquileres, que precisamente coincide con los contratos de alquiler que se conciertan sin reparar un mínimo de diligencia.

No hay un perfil de inquilino moroso e insolvente y tampoco se debe alegar "mala suerte", pues está comprobado de que cuando se alquila una propiedad a una persona, o a ser posible varías, que cuentan con ingresos propios y así lo acreditan, suele salir bien la contratación para ambas partes.

2

Contrato de alquiler chapucero:

En la mayoría de los casos las personas que no son profesionales del sector inmobiliario, y muchas de ellas alquilan su vivienda con un contrato "de cualquier manera", en muchos casos con las prisas, y sin demasiado rigor, pues se tiende a confiar de la palabra de las partes, propietario e inquilino, sin prestar demasiada importancia al documento, el contrato de alquiler. Para que un contrato de alquiler tenga virtualidad se tendrá que hacer constar las partes, el objeto de arriendo (vivienda), el precio del alquiler, y la fecha de inicio de la obligación (para el caso de que no se establezca periodo de duración, se aplicarán las disposición de la Ley de Arrendamientos Urbanos por defecto).

Si el contrato de alquiler suscrito carece de alguno de dichos elementos existirá un problema de cara a obligar a la parte contraria al cumplimento de sus obligaciones, pues, por ejemplo:

  • ¿Cómo se va a pretender que pague el alquiler una persona que no ha firmado el contrato o que ni tan siquiera está debidamente identificado?.
  • ¿Cómo se va a pretender que pague el alquiler una persona si en el contrato de alquiler no consta cual es el inmueble objeto de arriendo, la cantidad que debe de pagar o desde cuando debe de hacerlo?.

Se podrán utilizar los medios de prueba o indicios que sea posible acreditar, a pesar de lo cual si el contrato es una chapuza, la demanda basada en el mismo también será chapucera, y por ello habrá que enfocarlo de la menor manera posible para evitar que la parte demandada aproveche la situación para alegar el no sometimiento a la contratación y que sean desestimadas nuestras pretensiones judiciales. Por ello, debe de procurar contar con el asesoramiento de abogados expertos en la materia, para tratar de hacer el Desahucio express rápido y en la medida de lo posible inteligente y eficiente.