MIEDO AL JUICIO, ¿CUANDO DURA?

MIEDO AL JUICIO, ¿CUANDO DURA?.

 

Muchos de nuestros clientes de cara a la tramitación del proceso de desahucio express, tienen miedo a lo que se van a enfrentar durante el juicio, el acto de la vista judicial, en el sentido de que no saben si deben hablar, si se verán personalmente con la parte contraria... etc. Para comenzar por el principio, el juicio de desahucio prototípico suele durar literalmente 5 minutos, sin que se solicite ni tan siquiera la intervención de las partes (interrogatorio de la parte demandante y parte demandada), pues el procedimiento se basa principalmente en los casos de impago, en la acreditación documental de la realización del pago de las cantidades reclamadas, sin que en la gran mayoría de los casos se pueda arrojar luz al respecto mediante interrogatorios, a pesar de lo cual, pueden ser solicitados por los letrados de la parte contraria, pero las preguntas a realizar sólo pueden versar sobre los hechos controvertidos, o lo que es lo mismo, no se podrá preguntar sobre cualquier cuestión personal o ajena a lo que se discute, pues no es un juicio abierto en el que las partes puedan dar su versión de los hechos, todo se reduce al pago, o no, de las cantidades reclamadas, sin que los motivos, por ejemplo, como "se me han perdido los recibos", "he hecho reparaciones en el hogar", me he quedado sin trabajo", "quería pagar", sean relevantes ni quepan en el acto del juicio. La intervención, de realizarse, tarda escasos minutos por parte de cada una de las partes (propietario e inquilino), un par de preguntas o tres a los sumo, viéndose en el acto de juicio, pero al ser una acto solemne en el que concurren los profesionales (juez, abogados, procuradores... etc) no suele existir conflicto entre las partes en dicho acto. Por todo ello NO TENGA MIEDO AL JUICIO de desahucio, confié en los profesionales, que son los que se encargarán de dirigir en cada momento la fase procesal que corresponda para que se pueda obtener la recuperación de la posesión del inmueble del modo más rápido, económico, y sin preocupaciones ni molestias innecesarias.

miedo a juicio