ECHAR A UN INQUILINO SIN IR A JUICIO

Para echar a un inquilino siempre y cuando no sea posible el acuerdo extrajudicial o amistoso, se deberá acudir al proceso judicial de desahucio express, lo que no quiere decir forzosamente que vaya a celebrarse un juicio, pues de hecho, en la mayoría de los casos no suele realizarse con la regulación actual, pues sólo se realizará juicio en los casos en los que el inquilino en los 10 días siguientes a la recepción de la notificación se oponga por escrito con abogado y procurador para alegar causa legalmente establecida por la que considere que no procede lo solicitado por el arrendador y demandante, de tal modo que si no contesta, como ocurre en la gran mayoría de los casos, especialmente en los casos de desahucio por falta de pago de la renta establecida en el contrato de alquiler, no suele haber juicio, lo que no podrá saber de antemano, pues como hemos indicado depende de la actuación del inquilino demandado, pero que en más del 80 % de los casos supone que pueda echar a un inquilino sin ir a juicio, simplemente con la molestia de comenzar el proceso judicial y esperar al lanzamiento en la fecha fijada por el Juzgado, a pesar de lo cual ya será un verdadero perjuicio el abono e los costes de abogado y procurador más la demora y la posibilidad de encontrar la vivienda o local arrendado con deterioros o menoscabos.